Ensaladas sin gluten porque me va lo verde

Después de una Semana Santa bastante movidita y de la que gracias a Dios ya he vuelto a casa, he decidido que tengo que cuidar más mi alimentación. He reflexionado y tengo que grabarme a fuego en la frente que “me va lo verde”. Si, si me va lo verde. ¿Por qué? Porque lo verde es sin gluten, sano y no engorda. ¿Se le puede pedir algo más a la vida? Si la verdada es que si, que me vaya también lo rojo, lo marrón, lo negro … Que suena muy bien decir me va lo verde, pero después hay que cumplirlo. Porque el chocolate también lo hay sin gluten y dicen que en pequeñas cantidades no engorda y qué es muy bueno para la salud… pero no no, que no es verde y a mí ME VA LO VERDE. Me tiene que ir sí o sí.

Por eso he empezado a practicar lo verde y saborear lo verde a diario con unas ensaladitas variadas. Que no invento nada pero en la variedad está el gusto. Y yo la variedad la practico dentro de lo verde

Ensalada de lechuga con espinacas, tomate y pimiento verde.

Me encanta mezclar tipos de lechuigas y verduras. Sobre todo la lechuga con espinacas. También he añadido tomate y pimiento verde. Sencillita.

Ensalada de canónigos, alcachofas naturales, pepinillos y olivas negras
Ensalada de tomate, aguacate y quinoa sin gluten

La quinoa también ha entrado a formar parte de mi dieta. Ya os comenté que no se muy bien como usarla y con qué combinarla, pero con tomate y aguacate está muy bien.

Ensalda de canónigos, tomate, remolacha y pepinillos sin gluten

Cuando he empezado a escribir esta entrada pensaba que no quedaría tan colorida y variada. Pensaba que era muy monótona en mis combinaciones de ensaladas, pero veo que no tanto. Esto es como cuando empiezas una dieta y te dicen que tienes que escribir en una tabla todo lo que comes durante una semana y ahí te das cuenta que comes dulce a porrillo (tú negabas comer dulce), bebidas azucaradas (tipo cocacola) o picoteos sin parar a todas horas. Pues yo me he dado cuenta de que mis ensaladas son bonitas y coloridas, además de buenas y variadas y que perfectamente además de saciar el estómago sacian la vista, que es muy importante. ¡Animaros a pensar en verde!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *