¿A qué saben los besos sin gluten?

te quiero sin gluten¿Que a qué saben los besos sin gluten? Pues a mí a gloria, la verdad. Sólo tienes que elegir a la persona indicada, ponerle un poquito de pasión, que no lleve un bocado de pan en la boca y ¡a disfrutar! ¿Qué más se puede pedir?

Hay quien duda de si se puede o se debe besar cuando el otro ha comido gluten. Yo os puedo decir que soy muy sensible al gluten y nunca he tenido ningún problema de contaminación con un beso. Sólo faltaría que además de dejar de comer y hacer a tu pareja untar el paté con cuchara, hubiera que dejar de besar. ¿Qué más nos iban a prohibir? No señores no, hay que disfrutar de la vida. ¿Y qué más vida que la que te da un beso?

CUESTIÓN DE HIGIENE, NO DE GLUTEN

Hay que tener un poco de cuidado no vaya a llevar la cara llena de migas, pero eso creo que son detalles que todos cuidamos seamos celiacos o no. Es cuestión de higiene, no de gluten.
Ser celiaco es un misterio para algunos, a otros les encanta hacerse los interesantes, otros saben mentir muy bien, y los hay que viven de ilusiones, pero ser celiaco no es para tanto. Tú besa y déjate besar que no alarga la vida pero mientras dura… ¡Ay mientras dura!

6 thoughts on “¿A qué saben los besos sin gluten?

    1. Sólo por besar te pasa eso? Madre mía… vaya pues entonces si que eres sensible… una pena porque donde esté un buen beso improvisado… pero si sabes que el remedio es lavarse los dientes hay que hacerlo y a disfrutar del beso!. Gracias por el comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *