La vida es mucho más que celiaquia

Mi último cumpleaños ha sido dulce como muchos, tranquilo como pocos, feliz como deben ser todos y sin gluten como tiene que ser para un celiaco. Mis hijos han sido los encargados de hacerlo perfecto. Con dos magdalenas sin gluten y unas velas nos hemos montado una gran fiesta. ¿Para qué mas?

Tanta amabilidad me parece sospechosa

El día ha estado lleno de momentos curiosos. Un conductor de autobús amable me ha hecho pensar que su buen trato era un regalo por mi día (aquí en Zaragoza es muy difícil encontrar con un conductor que conteste bien).

Un trabajador de máquinas de vending que estaba reponiendo latas me ha regalado una cocacola porque no podía cobrarme y a lo que he mirado ponía “un amigcocacolao”. Ha sido otro momento que me ha hecho pensar de nuevo que era mi día y también que tanta amabilidad es inusual y sospechosa en el día a día.

La vida son pequeños momentos con o sin gluten

Si nos paramos a pensar la vida se compone de esos pequeños momentos. Para un celiaco son unos momentos con gluten y otros sin gluten. Para un intolerante a la lactosa unos son con lactosa y otros sin. Para un alérgico al níquel, al látex o al anisakis hay momentos con ellos y sin ellos. Y para el que es alérgico o intolerante a todos ellos como yo, pues no os digo más.

Pero lo que está claro es que los años pasan, la vida son dos días y no podemos dejarnos llevar por la amargura de ser celiaco, de no poder comer gluten o lactosa y de vigilar continuamente alergias o intolerancias. Porque esos pequeños momentos, esas pequeñas cosas… esas dos magdalenas repletas de velas me han hecho más feliz que muchos momentos pasados juntos.

La felicidad hay que buscarla, inventarla

La felicidad hay que buscarla, hay que inventarla y construirla como un puzzle formado por esos pequeños momentos que hay que saborear para que el paladar se quede impregnado y nos recuerde por mucho tiempo que la vida es mucho más que la celiaquía.

La celiaquia no puede amargar tu vida

Estoy de acuerdo en que la celiaquía es una enfermedad que puede causar ansiedad o impotencia por no poder controlar ni estar segura de que lo que te están dando es sin gluten. Una enfermedad que puede llegar a amargarte el día, pero no debemos permitir que amargue tu vida. La celiaquia es parte de ella pero no lo es todo. Hay que aprender a sobrellevarla y convivir con ella. Con su pan y sus magdalenas. Con las etiquetas y las listas de alimentos. Con los que confunden celiaco con un signo del horóscopo y los que piensan que la patata lleva gluten. Con los poco celiacos y los muy celiacos. Con los listillos del gluten y los que no han oído la palabra en su vida. Que la vida son dos días y si hay que vivirla sin gluten pues se vive sin gluten.

One thought on “La vida es mucho más que celiaquia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *