Entre papilla y papilla… diarrea

Esto de ser celiaco y criar un hijo que no lo es tiene su complicación. Desde el 6º mes, momento en el que comencé a introducirle diferentes comidas y gluten, no hago más que ir de diarrea en diarrea. Y perdonadme que lo diga así de claro, pero es que es así. Las comidas hay que probarlas ya por la sal, porque estén demasiado calientes, por el sabor … por lo que sea. El caso es que no puedes darle a un niño una cucharada sin probarla tú antes. 

TODO PARA ADENTRO

Si es el caso de la temperatura puedes ir metiendo el dedo o ir mojándote los labios y luego limpiarlos con una servilleta. Pero llega un momento que te cansas y no puedes estar así constantemente. Así que ya sea cereal, sopa con pasta con gluten, guiso de carne… lo que sea, al final va para adentro y pasa lo que pasa.
Ya tenía razón una amiga celiaca cuando me comentó antes de nacer Bruno que esto era así, que ella cada vez que le daba la papilla de cereal a su niño acababa con diarrea. Yo pensé que no sería para tanto porque lo comentamos entre bromas. Pero no es ninguna broma no. Entre papilla y papilla …diarrea.  



ENLACES RELACIONADOS


¿Puede ser mi hijo celiaco?

De la teta al plato

2 thoughts on “Entre papilla y papilla… diarrea

  1. Jajaja, yo también tuve el dilema de que iba a hacer cuando le metiese las papillas con gluten. Al principio se las daba a probar a mi marido y cuando el no estaba, apoyaba ( todavía lo hago) la cuchara sobre la cara interna de la muñeca, que tiene la piel muy fina, y no me va mal. Me encanta el titulo!!!

  2. Si bueno también he probado lo de la muñeca pero el dedo es más rápido. jejeje. Y más aún comértelo y que sea lo que Dios quiera, aunque luego pase lo que pasa. Gracias Irene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *