Siempre con el dulce sin gluten en la boca

Llevo 8 meses comiendo dulce sin gluten a
mansalva.
Utilizo este término porque jamás en mi vida había comido estas
cantidades. Y encima estoy 2 kilos y medio por debajo de mi peso, es decir en 63kg,  la lactancia es lo que
tiene.
Aunque ya no se si es la lactancia o el movimiento que llevo en mi
cuerpo.

El estómago me pide dulce a todas horas, y eso que en circunstancias
normales no me gusta el dulce. Que me pongan mi bocadillito de jamón con pancon tomate y adiós. Pero está claro que esto no son circunstancias normales porque me pongo tibia de dulce a diario. Lo como como si lo fueran a prohibir.


 
UN POZO SIN FONDO

Galletas con chocolate, bocatas
de nocilla, bizcochos caseros de chocolate y sin chocolate, helados, cup cakes,
tortitas del Vips,
brownie… Un no parar. Todo el día en un pienso. Espero que
cuando esto se acabe, me refiero a la lactancia, también se acabe este pozo sin
fondo en el que se ha convertido mi estómago, porque si no lo voy a tener crudo
para mantener mi peso Júlia.


HASTA QUE SE AGOTAN LAS EXISTENCIAS

Cuando tengo un rato libre, ya
estoy con el dulce en la boca.
Por ejemplo los viajes en tren de los viernes.
Cuando Bruno se duerme ya estoy sacando la merienda previamente preparada a
conciencia en casa, para disfrutar de estos momentos con intensidad. Unas
galletas sin gluten de Mercadona con unas porciones de chocolate Nestlé son
suficientes para hacer de este momento el más relajado de la semana. Cierro los
ojos y a zampar hasta que se agotan las existencias
.
En casa me es suficiente con un
helado de dulce de leche sin gluten. Es dormirse el susodicho y sacar el
helado. ¡Y a zampar de nuevo!. He de decir que Bruno sólo duerme siestas de 20
minutos (y menos mal, porque si no me comería un buey en cada siesta) y no da
tiempo a nada. Bueno a algo si. 

ENLACES RELACIONADOS

Dos años de celiaquía te cambian la vida


Benditas adicciones sin gluten


¿Magdalenas o CupCakes sin gluten?


Celiacos, si no se puede salir a cenar … se sale a desayunar


Todo lo arregla un buen bizcocho sin gluten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *