Historias de una celiaca embarazada: Los pecados en la cena

Mido 1.66 cm. Empecé el embarazo
con 65.5 kg.
Ahora estoy de 15 semanas, peso 66.4kg y ¡subiendo!
Lo que he engordado ha sido todo en el
último mes. Llevo un mes y medio siguiendo la dieta de
Julia con Alimmenta
. Nos vemos vía Skipe y es una maravilla. La primera
conversación que tuvimos fue para comentarle mis hábitos alimenticios, horarios
de comidas, gustos, peso, actividad, deporte, altura… etc etc. Y así fue
construyendo una dieta acorde a mi persona. ¡Ah! y lo más llamativo, me hizo
medir mi brazo derecho y la tripa
.

MÁS PAN Y MÁS LÁCTEOS

Como os comenté, la primera
indicación fue incluir más pan y cereales, porque yo sólo comía pan a la hora
del almuerzo. Siguiente indicación más lácteos,
los míos sin lactosa por mi
intolerancia.

5 COMIDAS AL DÍA

Hago 5 comidas al día y me
gusta comer, además de bueno abundante, y así se lo hice saber. Así que las 5
comidas las ha respetado porque es lo ideal para una dieta, pero me ha cambiado
el orden del desayuno y el almuerzo.
Yo lo hacía al revés. Para desayunar poca
cosa y para almorzar bien de todo. Pues ahora al contrario. Desayuno abundante,
almuerzo menor.
Debo decir que al principio fue
complicado cumplir la dieta porque tenía ascos a algunos alimentos
como el
pescado (en general a todo) y la pasta (con lo que a mi me gusta de siempre).
Así que fue ofreciéndome algunas alternativas para comer pescado aunque fuera
una lata de sardinas, de atún o de caballa en una ensalada.
ASÍ SON MIS COMIDAS
Desayuno un bocata (90 gr. de pan
que es casi una Betina o 8 biscotes, yo compro los de Schär que me parece que
están buenos) de pavo o queso fresco y me unto un tomate (sin aceite) con un vaso de leche.
También puedo optar por un vaso de leche con cereales, como he desayunado hoy.
Almuerzo: Una manzana (puede ser
cualquier otra fruta) y un yogur sin lactosa (tomo de la marca Kaiku porque no
conozco otra que los haga que no sean de soja)
Comida: Verdura o ensalada. Una
ración de pasta, arroz, legumbre o patata o pan. Pescado o carne y fruta
Merienda: 3 higos secos (me ha
dado por comer higos que nunca comía antes) y pan (60gr) con queso fresco. También puedo un vaso de leche con cereales.
Cena: lo mismo que la comida pero las cantidades son menores
y de postre yogur
Son 1900 calorías. Además puedo comer 10 gramos de frutos secos
y sólo dos cucharadas al día de aceite de oliva.

MODIFICAR EL ALMUERZO

Tuvimos que modificar el almuerzo porque me quedaba con hambre. Como no me comía todo el desayuno me añadió unas tostadas con mermelada en el almuerzo pero ahora he vuelto al principio y aguanto con lo propuesto hasta la comida.


LOS PECADOS EN LA CENA

Cuesta ¿eh? Cuesta. Sobre todo porque no estaba acostumbrada
a comer esas cosas para cenar. Es lo que más problema tengo, las cenas. Que no
logro cumplirlas.

Al menos 2 ó 3 días a la semana no las cumplo y no porque no
quiera. El hambre, la vagancia, el sueño o yo no sé qué es pero se apodera de
mí y me abduce evitando que cumpla las normas.
Unos días me paso y otros no
llego porque estoy tan cansada que no ceno.  Unos días me da por un bocadillito de chorizo y otros por unas verduras frescas con hummus o guacamole. Pero todo se andará Julia, todo se andará. 

ENLACES RELACIONADOS

Historias de una celiaca embarazada: ¡Feliz, celiaca y embarazada!

2 thoughts on “Historias de una celiaca embarazada: Los pecados en la cena

  1. Los pecados de las cenas nos pasa a todos con y sin embarazo, yo pienso que es porque ya estamos cansadas y nos resulta mucho más fácil y rápido preparanos cualquier montadito. A mi me pierden los quesos
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *