Con la comida sin gluten ni juego ni miento

Hoy os quiero enseñaros mi nevera portátil. Como ésta habrá cientos por ahí. Tantas como asistentes a la inauguración de la planta Schär en Alagón (Zaragoza), porque nos regalaron una a todos y cada uno de los asistentes. No pudieron hacer mejor regalo en plena época de los tupper-recortes sin gluten.  

Entre la nevera y el porta-sandwich estoy encantada de la vida. Voy equipada hasta las cejas y todo “de gratis”, que es lo más importante. Me encanta decirlo cuando me preguntan de dónde lo he sacado.

CON LA COMIDA NI JUEGO NI MIENTO

Hoy he venido con la nevera hasta arriba. Mis tuppers con la comida, mi sándwich, mi yogur sin lactosa, mi refresco, mis tes, mis pastelitos… de todo (sin gluten claro). Parece que traigo para varios días, pero no. Es sólo para uno. Cuando digo que me gusta comer, es que me gusta comer. Yo con la comida ni juego ni miento.

ENLACES RELACIONADOS

Para ser un buen celiaco hay que saber mentir

¿Los celiacos somos lo que comemos?

A la moda de los tupper-recortes sin gluten

Esto es un sándwich sin gluten en condiciones



Dos años de celiaquia te cambian la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *