Celiquedada: Las conversaciones escatológicas de las celiacos

La última Celiquedada organizada por la Asociación Celiaca Aragonesa me ha dejado un buen sabor de boca y también unas “buenas perlas”. Lo primero porque la cena estuvo genial. Fuimos al bar Suco, en el Paseo Sagasta de Zaragoza. El cocinero Mario Cobretti, si, si el mago, nos recibió con unas viandas sin gluten estupendas: un caldo casero para comenzar, unas pizzas con una masa fina excepcional, un plato del día compuesto por huevo frito con longaniza y pimientos para celebrar que era jueves Lardero, unas patatas con bechamel y de postre unas crepes con chocolate para chuparse los dedos.

 
CELIACOS ESCATOLÓGICOS
Las perlas, porque las conversaciones que tenemos los celiacos son una locura escatológica. Sólo se oyen las palabras “baño”, “gastroenteritis”, “diarreas” y “correr” (entre otras). Desde luego…cómo somos… A nosotros la frase “ahora no hablemos de eso que estamos comiendo” no nos vale. Menuda cena, los de la mesa de al lado debían estar horrorizados, pero así somos los celiacos, cuando nos juntamos no hay otra cosa que celiaquia para aquí y celiaquia para allá. Que para eso es la Celiquedada claro.
EN BOCA CERRADA NO ENTRAN MOSCAS

Una de las participantes en la celiquedada era celiaca, y mamá de dos celiacas también. Y para que veáis como somos los humanos, que sólo rectificamos cuando el mal lo vivimos nosotros, contó una anécdota que es todo un ajuste de cuentas. En una comida de empresa, de la que ella se encargaba de la cocina, uno de los compañeros llevó a una celiaca, (que casualidad, pues era una de las reunidas en la celiquedada). El chico preguntó si había problema en llevar a alguien ajeno a la empresa y le dijeron que no, pero cuando comentó que era celiaca, la cocinera dijo “¿Y ésta por qué viene, por qué no se ha quedado en su casa? Pues mira por donde, ahora ella es celiaca y sus hijas también.

9 thoughts on “Celiquedada: Las conversaciones escatológicas de las celiacos

  1. Yo me quedo como seguidora antes de poner el comentario.
    Soy Sandra, tengo nueve años y soy celíaca. Si en vez de ser humana fuera un hada, lo primero que haría es ponerles a muchas personas una nube encima, que en vez de llover gotas de agua, llovieran cartelitos que dijeran, ¡ahora eres tú celíaco, ahora tú eres el celíaco!
    ¡Como me gustaría! Uf…
    Es que hay gente mala, mala, mala.
    Como dice mi abuelita, todos estamos en este mundo y nunca se sabe lo que nos puede tocar…
    Os dejo mi blog, es pero que os guste.
    Besos.

  2. Buenísima anécdota, como dice el refrán "no se puede escupir pa arriba que te puede caer encima".
    Yo no tengo blog, pero soy fiel seguidora tuya desde hace tiempo, me encanta tu sentido del humor, gracias por compartir tus vivencias,
    ¿Cómo va ese bebe? Espero y deseo que creciendo con salud y llenando la casa de alegría.
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *