Cómo ducharse sin mojarse la espalda

No te acostrás sin aprender una cosa más. ¿A que nunca te habías puesto a pensar en cómo ducharte sin mojarte parte de la espalda? Pues yo tampoco, pero cuando toca…toca.  Entrar en la ducha estos días está siendo un suplicio con la que tengo que montar. (Os recuerdo que me están mirando la alergia al látex y no puedo mojarme la espalda). Porque claro, si le doy a la ducha fuerte, ojo porque salpica. Si le doy flojo, sale más caliente. Si me descuido, rebota y me da en la espalda por arriba. Y si me paso con la presión en las piernas, ojo que sube. Cuida al llegar al sobaquillo, que se va para atrás. Y del pelo ya ni hablamos. Ese me lo lavo a parte.

DUCHAS ACROBÁTICAS Y LA ESPALDA HECHA UN CUADRO

Este es el resultado de mi visita al alergólogo. Duchas acrobáticas imposibles. Y así me dejaron ayer tras mi segunda visita. (Que es la III parte y aún habrá una cuarta porque mañana vuelvo a ir) Con la espalda hecha un cuadro. Me avisaron que fuera de oscuro porque me iban a pintar en la espalda, así que de negro fui. Ahora voy sin vendaje, pero tengo que tener cuidado de que no se borre y si es así, pues volvérmelo a pintar.

Lo peor fue cuando me lo quitaron, ¡qué daño! Me reaccionó más eso que los trocitos ahí pegados. De momento no ha salido nada, hay que esperar a mañana. Que la tarde será larga porque tengo dos citas. Una a las 16.00 horas y la otra a las 18.30 horas. La sala de espera no estaba nada animada ayer, una pena …

7 thoughts on “Cómo ducharse sin mojarse la espalda

  1. Gracias a todos por vuestros ánimos! Estoy en un picor,pero por todo el cuerpo y me miro la espalda y no veo nada raro… Esta tarde vuelvo al alergólogo, a ver cómo va la cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *