Así clasificamos los restaurantes los celíacos

¿Cómo puede un celiaco descubrir si los platos de un restaurante llevan gluten con esos  nombres indescifrables?  No voy a negar que tengo complejo de CSI, porque en cuanto tengo la carta en las manos empiezo a hacerle un interrogatorio al camarero que hasta que no lo veo entrar a la cocina a preguntar al cocinero no paro. ¿O es que alguien se envenenaría a conciencia?
Yo distingo entre tres tipos de restaurantes:

TIPO 1 1OPCIONES REDUCIDAS

El menú sin gluten se reduce a:
PRIMER PATO: ensalada.
SEGUNDO PLATO: pescado o carne a la plancha, tras quitarle las salsas o las posibles guarniciones.
POSTRE: Del postre ya casi ni hablamos, porque la fruta variada es una opción de lo más socorrida y habitual cuando se dan cuenta de que no hay nada en toda la carta que no lleve gluten.

TIPO 2 NO ME LO CREO

El menú en el que puedes comer hasta rebozados, que está todo tan bueno que no puedes creértelo y no dejas de preguntarle al camarero si de verdad puedes comer lo que estás comiendo porque no acabas de fiarte. Esto me ha pasado recientemente en el Atrapamundos, donde comí la “Padoka de verduras ecológicas con harina de garbanzos” que estaban tan exquisitas que casi le doy un beso en la boca al camarero. Próximamente colgaré fotos sobre este restaurante y los platos de su menú porque pienso repetir en breve.

TIPO 3 ÉCHATE A CORRER

Los que no han oído la palabra celíaco en su vida y es entonces cuando se te caen los palos del sombrajo y la comida se convierte en una ruleta rusa, a ver en cuál te toca el premio y te manda a casa a pasar el resto de la tarde.

Ser celiaco me ha hecho más agradecida si, pero también más desconfiada.

 

 

9 thoughts on “Así clasificamos los restaurantes los celíacos

  1. Hola Celia, felicidades por tu iniciativa de crear un blog! ya tienes tu primera seguidora 🙂
    Me ha gustado tu clasificación de restaurantes, jejeje… creo que por desgracia la tercera categoría (échate a correr) es la que más abunda. Pero entre todos podemos hacer que esto cambie. Saludos desde A Coruña.

  2. Gracias Marga y Mariajosé. La verdad es que hay muchas veces que nos tomamos las cosas más en serio de lo que se merecen y hay que ponerle una pizca de sal. La realidad es la realidad pero con un poco de humor … se lleva mejor.

  3. ¡¡que identificada me he sentido!!
    mientras leia me veia a mi misma haciendole las 9000 preguntas al camarero, para luego decirle que no me fio y que quiero un filete a la plancha!! jaja
    espero que sigas compartiendo tus experiencias!! he disfrutado leyendote!!

  4. Yo recuerdo mi primera semana después de saber que era celiaca. Fui con mi novio a visitar a un amigo a Murcia y allí estaban 2 parejas mas de amigos. A la hora de cenar una de las novias de los amigos de mi novio me pregunto: "Y LA CELIACA QUE QUIERE DE CENAR??" me lo dijo como si yo tuviera que comer diferente por placer. Me hizo sentir fatal, la verdad es que esa semana que estuve de vacaciones lo pase muy mal.

    Hay veces que la gente te dice que eres una exagerada y que no es para tanto que no hay que tener cuidado.

    Pobres ignorantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *